La madera es un material sumamente noble pues el hombre la ha explotado para su propio beneficio utilizándola en múltiples aplicaciones: desde la producción de papel, hasta la fabricación de una amplia variedad de muebles y otros productos.

Es un recurso renovable, orgánico, económico y fácil de trabajar. Esta materia prima se obtiene de la corteza de los árboles con tallo leñoso. Está conformada por fibras de celulosa y lignina además de hidrógeno, oxígeno, carbono y nitrógeno.

Existen diferentes tipos de maderas, por ejemplo; blandas, duras, resinosas, prefabricadas y finas. Estas últimas se caracterizan por sus colores, texturas y maleabilidad e incluyen las extraídas del ébano, abeto, arce o nogal, entre otros árboles. Actualmente existe el cultivo destinado exclusivamente a la producción de estos tipos.

En Maderería La Selva además de comercializar maderas finas, disponemos de máquinas y herramientas para el carpintero por lo que te invitamos a conocer nuestro catálogo de productos.

Con información de: Revista educativa Tiposde.com y Arrevol.